CAMISAS MEDIEVALES DE CABALLERO

Camisa: Prenda más próxima al cuerpo. Cubre desde los hombros hasta cerca de la rodilla. También denominada camisón. Era de una sola pieza, con una abertura superior, para introducir la cabeza. Esta abertura continuaba por delante hasta la mitad del tórax. Disponía de diferentes tipos de abotonaduras. Si a su alrededor estaba decorada, (jaretas, pliegues, puntillas, etc.), formaban el pechero. Las mangas eran abollonadas en su unión con el cuerpo de la camisa y estrechas en los puños. El cuello o no tenía o bien era de tirilla. La tela usada inicialmente en su confección, era el lienzo.

A la camisa de hilo y bordada, le llamaban la delgada, usada para los días de fiesta. Dice una antigua copla aragonesa:

"Catorce camisas tengo y quince con la delgada,

la que se case conmigo, tendrá buena encamisada"

Lienzo: tela fabricada con lino, cáñamo y posteriormente algodón.

 Blusa o blusón: Prenda de vestir a modo de sobrecamisa, usada para cubrir las demás ropas en el trabajo diario. De confección muy sencilla, va totalmente abierta por delante y anudada a la cintura, con las dos puntas que se forman. La tela usada para su fabricación era el algodón, pero en colores sufridos.

 "Los encamisados": Eran una especie de comandos, ideados por el duque de Alba en los Tercios de Flandes. Su cometido consistía en sorprender durante la noche, a las tropas enemigas que descansaban en sus campamentos, cusándoles un gran número de bajas. Llevaban sobre las corazas unas amplias camisas blancas, para poder distinguirse entre ellos.

Camisa Sigfrido, natural. Camisa Sigfrido, natural. 2
Available
CAMISAS MEDIEVALES DE CABALLERO

Camisa Sigfrido

36,00 €
Camisa Sigfrido
Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.